Areas prevé servir en el MWC más de 60.000 cafés

Areas, empresa española líder en restauración y retail, prevé aumentar las ventas en los establecimientos que gestiona en Fira de Barcelona durante los cuatro días del Mobile World Congress donde ofrece servicio desde que se inauguró la feria.

En la presente edición, en la que se esperan más de 90.000 asistentes, Areas reforzará su plantilla con más de 400 profesionales que atenderán a los visitantes del congreso. La compañía, uno de los principales proveedores de Food Service del MWC, prevé servir más de 60.000 cafés, 30.000 bocatas o sándwiches, 25.000 tarrinas de fruta e incluso más de 20.000 zumos de naranja, completando esta estimación con un servicio aproximado de 1.500 menús diarios.

En el espacio ocupado por el congreso referente en el sector de la movilidad, Áreas operará hasta 30 restaurantes y cafeterías con ocho conceptos distintos que irán desde puestos de comida rápida o stands con una oferta sana y equilibrada hasta restaurantes. Entre esos establecimientos se encuentran locales como La Pausa -cocina de mercado-, La Piazzeta -pizza y pasta-, Natural Break -menús ligeros-, cafeterías como Caffriccio o, como novedad de este año, Pizza&Co.

Se contará además con la presencia de Antara Catering, que se estima que llegue a ofrecer más de 500 pedidos especiales entre coffee breaks, servicios de open bar, barras de cócteles, etc.

Una de las principales novedades de este año se podrá encontrar en los establecimientos Deli&Cia de la T2 del Aeropuerto de Barcelona-El Prat (23, 24 y 25 de marzo) y Ars de la estación de Sants (22, 23, 24) donde Áreas premiará la felicidad de sus clientes. Los consumidores que pasen por estos puntos podrán medir su felicidad a través de una aplicación y, entre los consumidores que encabecen el ranking de los más felices, la compañía entregará vales de regalo. Los más sibaritas disfrutarán también de puntos de degustación de chocolate, dulces y jamón en Sibarium y Farga, en el aeropuerto de Barcelona, o de muestras de Nocilla en el Ars de la estación de Sants.

La compañía espera mantener las cifras de venta de la pasada edición que registraron un crecimiento del 30% en restauración y un 10% en catering.