Áreas inaugura Pepito Grillo, nuevo concepto diseñado por el reconocido estudio Sandra Tarruella Interioristas

El reconocido estudio Sandra Tarruella Interoristas ha diseñado el grill del aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas, que ofrece a los viajeros un rincón de desconexión con una variada carta con productos de calidad ŸEl reformado establecimiento dispone de un innovador espacio de barra y de una zona de show cooking para degustar los productos hechos al carbón.

  • Ÿ  El reconocido estudio Sandra Tarruella Interoristas ha diseñado el grill del aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas, que ofrece a los viajeros un rincón de desconexión con una variada carta con productos de calidad
  • Ÿ  El reformado establecimiento dispone de un innovador espacio de barra y de una zona de show cooking para degustar los productos hechos al carbón

Madrid, 4 de septiembre de 2014.- Áreas, empresa española líder en Food & Beverage y Travel Retail, tiene como objetivo convertir el aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas en el aeropuerto con la mejor oferta gastronómica del mundo, con establecimientos para todos los gustos. Uno de los restaurantes que fomenta esa excelencia y diversidad es Pepito Grillo, un nuevo concepto de restaurante creado para acoger al público ejecutivo del puente aéreo y a los profesionales del aeropuerto.

Los usuarios podrán deleitarse con una zona de show cooking, donde se pueden degustar productos hechos al carbón, desde un pepito de ternera hasta carne o pescado al grill con guarnición. También se ha instalado un espacio de barra para tomar un café y desayunar o para saborear sofisticados cócteles y aperitivos. “El objetivo es enterrar la antigua percepción de que la gastronomía de categoría no tiene cabida en los menús aeroportuarios”, explica Oscar Vela, director general de Áreas en España y Portugal. “Nuestra apuesta por la calidad y la diversidad tiene excelentes resultados, ya que los viajeros agradecen disponer de una oferta personalizada casi ‘a la carta’”, añade.

El nuevo local, de 640m2 y reformado con una inversión de 675.000 euros, está ubicado en la zona de embarque J de la Terminal 4 del aeropuerto madrileño, próximo al acceso del puente aéreo y  a la sala vip. El diseño de Pepito Grillo, realizado por el estudio Sandra Tarruella, ofrece un nuevo concepto de restaurante que invita a los directivos a desconectar, con una buena comida, antes de tomar el avión. “Se ha desarrollado una reforma integral con el principal reto de dinamizar la preparación de los platos y la exposición de los productos, para diferenciarse en los estándares de calidad del resto de competidores e invitar a entrar”, comenta la prestigiosa interiorista.