Retail Marketing: Descubre qué es la tecnología NFC en 3 minutos

La tecnología NFC consiste en el intercambio de información instantánea entre dos dispositivos cuando éstos se encuentran a una distancia muy próxima. A diferencia del Wi-Fi o del bluetooth, la NFC no permite compartir datos a una gran distancia de una estancia a otra, lo que significa que es un sistema de intercambio de información más fiable, seguro y particularmente adaptado a las necesidades del sector retail.

NFC son las siglas de “Near FIeld Communication”, o lo que es lo mismo, “Comunicación de Campo Cercano” en Castellano. Esta tecnología fue desarrollada en 2003 aunque su aplicación masiva llegó hace cuatro años gracias a la extensión de los smartphones.

La tecnología NFC deriva de los principios de RFID (identificación por radiofrecuencia) aunque en un campo más reducido, de ahí que ambos dispositivos tengan que estar muy juntos para que puedan compartir datos entre ellos.

Las posibilidades que nos brinda esta tecnología son cada vez más amplias. La utilizan  corporaciones e industrias, pero se ha mostrado particularmente adaptada al sector retail al permitir una comunicación personal, directa y cercana con los consumidores. Es posible transferir ofertas, URLs, documentos o archivos y también puede emplearse como método de pago. Incluso es posible sincronizar un smartphone con un altavoz externo para transferir audio mediante la activación automática de los puertos Bluetooth, o visualizar contenidos del televisor al Smartphone o viceversa.

Más de la mitad de smartphones de gama media-alta cuentan actualmente con la tecnología NFC. Las marcas que más utilizan este recurso son: Samsung, LG, HTC, Huawei y Blackberry. El Iphone 6 también dispone de NFC pero solo sirve como sistema de pagos móviles, no como herramienta para transferir datos. También está presente en Smart TV, tablets, consolas y altavoces que tengan incorporado Bluetooth. El objetivo es que dentro de pocos años, todos los equipos dispongan de esta tecnología.

El NFC es un sistema de comunicación de corto alcance que ahorra tiempo y esfuerzo y que permite sincronizar dos o más dispositivos electrónicos. Una de sus principales aplicaciones es en el sector del retail, ya que permite una comunicación personalizada con el usuario para ofrecerle ofertas y otras comunicaciones, además de permitir emplearlo como método de pago.