Restaurantes digitalizados, un modelo de futuro que vela por la satisfacción del cliente

Avanzamos hacia un modelo de sociedad en que la digitalización se ha convertido en una herramienta esencial para impulsar y optimizar negocios de todo tipo, permitiendo reducir costes y aumentar beneficios. Pero, ¿en qué punto se halla la transformación digital? ¿Ha llegado de la misma manera a todos los sectores?

En España la penetración de las aplicaciones tecnológicas ha revolucionado la forma en que los usuarios interactúan entre ellos mismos, con los establecimientos, con las marcas e incluso con la administración. También en el caso del sector de la restauración. Hace unos años, cuando alguien deseaba salir a comer a un restaurante, solía descolgar el teléfono y realizar una reserva. Hoy son miles los usuarios que se decantan por hacerlo por Internet, a través del ordenador o de un dispositivo móvil.

Además de la digitalización de los sistemas de reservas, otros elementos como la gestión interna de un bar o restaurante, la publicidad online o los procesos de pago se han transformado también, impulsando la reducción de costes y optimizando la experiencia del usuario.

En nuestros establecimientos puedes encontrar información comercial en las pantallas digitales o ahorrarte colas comprando directamente tu pedido en los smart kiosk. Una vez hayas adquirido tu menú podrás ver en las call screens el estado de tu pedido. Poco a poco, los puntos de venta de Areas van digitalizando sus procesos para que el cliente pueda mejorar su experiencia. En breve los miembros de nuestro programa de fidelización, Smart Travelers, podrán disfrutar de los beneficios y ventajas del club a través de la nueva app.

Las posibilidades infinitas de la digitalización de la restauración

Hoy en día podemos saber cómo es un café o un restaurante antes de decidir si comer allí. Las redes sociales juegan un papel clave a la hora de acercar un consumidor al negocio; los beneficios de poder conocer a tiempo real las opiniones de los clientes ofrecen la posibilidad de adelantarnos a sus necesidades y, también, la de solucionar los incidentes ocasionales que puedan surgir de forma rápida y efectiva.

Pero, ¿hasta dónde puede llegar la digitalización de un restaurante? ¿Qué significa para un establecimiento ser 100% digital? La aplicación de cualquiera de las nuevas tecnologías puede transformar el concepto de restaurante tal y como lo conocemos. Desde el Big Data hasta la Inteligencia Artificial, la Realidad Aumentada o la Robótica: ¡el futuro ya está aquí!

Mesas o paneles interactivos desde los que realizar el pedido sin la necesidad de esperar a la atención del camarero, apps desde las cuales poder pedir la cuenta y pagar sin esperas incómodas e innecesarias… Ambas son medidas que ya se están aplicando y que abogan por la eficiencia de servicio de cara a mejorar la experiencia del cliente. Y la digitalización de la restauración no acaba aquí: drones que substituyen a los mensajeros que reparten comida a domicilio o robots que traen la comida a la mesa pueden ser las apuestas de restaurantes o servicios de restauración que deseen automatizar al máximo el personal de servicio.

No obstante, la digitalización del sector de la restauración puede ir mucho más allá. En una época en que somos tan conscientes del origen de lo que comemos, tener la posibilidad de conocer de dónde vienen los alimentos que componen nuestro plato simplemente enfocándolos con la cámara de nuestro móvil supone un avance no sólo para la salud, sino incluso hacia la sostenibilidad de la industria. En la misma línea, otro de los servicios disruptivos de la aplicación de tecnologías digitales a la restauración es que, mediante un pequeño pinchazo en el dedo, el chef digital de un restaurante se encargue de crear un menú personalizado en base al análisis genético del ADN del consumidor. Aunque lo parezca, no son servicios de ciencia ficción: en la actualidad hay restaurantes en el mundo que ya los están aplicando.

Impresión de alimentos 3D, cocinas conectadas, electrodomésticos inteligentes, hologramas de camareros personalizados al gusto… ¡las posibilidades son infinitas! Como dicen en el mundo anglosajón, the sky is the limit… o si no, tiempo al tiempo.

Post restaurantes digitales