La temporada de búsqueda de trabajadores para verano

Junio, julio, agosto y septiembre: los meses de más calor para la península ya están aquí, y con ellos empiezan las terrazas, las bebidas frías, los helados, los mojitos, los días de playa y también la contratación de empleados.

La campaña estival para buscar trabajadores dio el pistoletazo de salida con la publicación, el 30 de mayo, de los informes sobre la contratación de verano por parte de las agencias de colocación Randstad y Adecco. El augurio para este año es positivo: la generación de empleo aumentará en estos meses por cuarto año consecutivo. En 2015 se detectó por primera vez un retorno a los niveles de contratación previos a la crisis económica, y este 2016 se ha vaticinado como “el mejor verano desde 2008”, según los expertos. 

La tendencia positiva empezó en Semana Santa, y para los próximos meses se prevé que España creará 1,1 millones de empleos, según Adecco, un 10% más que el año pasado. 

Las razones detrás de estas cifras se encuentran en el aumento de turismo extranjero y en la mejora de la economía española, con un millón de ocupados más que hace dos años, hecho que acrecienta el poder adquisitivo para gastar en vacaciones, según Valentín Bote, director de Randstad Research. Por último, un factor en relación a esta proliferación de empleo reside en un cambio de tendencia en las empresas: éstas cada vez se muestran más receptivas a la hora de ampliar su plantilla en los meses de verano para cubrir vacaciones de los trabajadores fijos o para poder satisfacer mejor las necesidades del mercado para esas fechas. 

El sector servicios será, de nuevo, el que más empleo generará, con un 55% de las nuevas ocupaciones. Los puestos más demandados se encontrarán en bares y hoteles, empresas de transporte, aeropuertos, atención al cliente y puestos en comercios de exposición directa al público. Por otro lado, y cambiando de sector, la industria también será un sector puntero en la demanda de nuevos empleados. 

El perfil más buscado por las empresas que cuentan con la afluencia masiva de turistas es el de alguien con competencias en idiomas (inglés, alemán, ruso o francés) y con habilidades comunicativas, sobre todo de cara al cliente, características que, en general, cada vez están más valoradas por las empresas, tal y como profundizamos en el artículo sobre el factor humano en el entorno laboral. 

En este punto es importante destacar un cambio en el perfil de los trabajadores de la época veraniega: los jóvenes que buscan dinero extra ya no son los empleados más mayoritarios, si no que también se suman amas de casa, parados de larga duración y parados mayores de 45 años, que buscan una oportunidad de volver a entrar en el mercado laboral y ganar más experiencia. 

Detrás de estos buenos datos puede concluirse que, igual que la llegada del verano equivale a sacar las sandalias del armario y una subida de temperaturas, también es el momento para que contratantes y posibles interesados en encontrar trabajo se pongan manos a la obra.