La oportunidad de las finales de fútbol y los eventos deportivos para la restauración y el retail

Estos días se fechan dos grandes citas para el deporte, y en concreto para el fútbol español. El pasado domingo 22 de mayo se celebró en el estadio Vicente Calderón, en Madrid, la final de la Copa del Rey entre los equipos de fútbol FC Barcelona y Sevilla FC. Y el próximo sábado, 28 de mayo, se jugará la final de la Champions League en Milán, entre los equipos españoles Atlético de Madrid y Real Madrid CF.

El encuentro entre barcelonistas y sevillistas supuso un desplazamiento de unos 38.780 aficionados de ambos equipos, según la Delegación del Gobierno en Madrid, lo cual ha generado un impacto económico positivo a la altura de un gran evento deportivo como lo es la Final de la Copa del Rey.

Para este partido, la previsión según 20minutos para los desplazamientos era que el 80% de los aficionados del Barcelona y del Sevilla se desplazaran a la capital en sus vehículos particulares, principalmente desde ambas ciudades. Aun así, se calcula que cerca de 8.000 desplazamientos se produjeron en tren, avión y autobús. Renfe, por ejemplo, programó un dispositivo especial de trenes chárter, cuyos horarios se adaptaron al fin del partido (se retrasó la salida dada la prórroga), así como reforzó el personal en las estaciones de Barcelona y Sevilla. La organización de ambos equipos también contempló la contratación de viajes en autobús y el uso del puente aéreo del aeropuerto Adolfo Suárez-Madrid Barajas.

En base a la previsión para el partido de la Final de la Champions League entre madridistas y colchoneros que publica Expansión, el evento supondrá un beneficio sobre todo para su sede, la ciudad de Milán, así como las inmediaciones del estadio San Siro. Los ingresos que generó Lisboa hace dos años en la misma final fueron de más de 46 millones de euros de beneficios.

En nuestro país, el fútbol mueve mucho dinero. Sin ir más lejos, la Liga de fútbol profesional española está cerca de suponer el 1% del Producto Interior Bruto (PIB) siendo un negocio que beneficia a diversos sectores económicos: productores de merchandising, los propios clubes de futbol con la venta de localidades, los negocios de apuestas deportivas, bares y restaurantes que retransmiten los partidos, patrocinadores y sponsors, cadenas de televisión, compañías aéreas, hoteles, etc.

Por todo esto, los grandes eventos deportivos y de masas como el fútbol son una oportunidad que el retail no debe desaprovechar, por lo que es recomendable que cualquier negocio de restauración, turismo, tiendas, etc. prepare una estrategia para aprovechar la ocasión comercial que genera el deporte, y en especial, el fútbol.

En este sentido, Areas procura siempre adelantarse y beneficiarse de estas oportunidades de negocio. En el caso de la Final de la Copa del Rey, por ejemplo, la compañía desarrolló una serie de acciones en los puntos de mayor afluencia de aficionados prevista. Así pues, en la cafetería Caffriccio de la zona de llegadas del Aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas, la compañía desplegó una acción promocional cruzada con Coca-Cola que consisitía en ofrecer la posibilidad de jugar a una partida de futbolín al comprador de un producto de la marca, y al ganador del juego se le regalaba unas gafas de sol. La misma acción se desarrolló en el Ars de la Estación de Sants, en Barcelona, en la que también se adaptó la Botiga del Barça allí presente para ambientarla para la final y ofrecer productos exclusivos relacionados con el partido. Dada la previsión del elevado número de desplazamientos por carretera, Areas optó también por ofrecer la promoción de Coca-Cola en las áreas de servicio de Lleida, Pina de Ebro y Monegros, así como adaptó también la sección de merchandising deportivo de sus tiendas de acuerdo con la ocasión.

De cara a la Final de la Champions League, Areas se ha coordinado para ofrecer una promoción de venta cruzada especial entre los establecimientos de ‘Caffriccio’ en el aeropuerto de Madrid-Barajas y ‘Briciole’, en el aeropuerto de Malpensa, en Milán. Para aquellos aficionados que viajen de una ciudad a la otra con la camiseta de su equipo y que consuman en uno de los aeropuertos, al llegar al otro podrá canjear su ticket por una consumición de Coca-Cola gratuita.

También con motivo de la oportunidad comercial que representa el partido de Champions, los establecimientos de la zona de salidas ‘Urban Grill’ (T2) y ‘Eating Point’ (T4) desarrollarán la acción del futbolín de la marca de refrescos desplegada para la Copa del Rey. Asimismo la marca de cervezas madrileña Mahou también participará en acciones similares en los establecimientos ‘Más Que Menos’ (T4), ‘Mahoudrid’ (T1 y T4) y ‘Mahou Sportsbar’ (T2), gestionados por Areas. En estos establecimientos del aeropuerto madrileño se situará un Photocall especialmente diseñado para la ocasión, ligado a un #hashtag para que los clientes hagan difusión de la fotografía en Twitter, así como se ofrecerá una promoción regalo (por el consumo de dos jarras de cerveza se regalará un aplaudidor).

Por último, desde la tienda de Adidas se desplegarán diversos stands en la T1, T2 y T4 del Aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas con merchandising especial del Real Madrid CF y productos exclusivos de las tiendas oficiales.