La implantación digital en la experiencia gastronómica

La experiencia digital es uno de los objetivos claves en las empresas que apuestan por la innovación y el desarrollo tecnológico. En el sector de la restauración la introducción de las nuevas tecnologías han transformado el mercado y la experiencia del cliente.

Los establecimientos pueden conocer mejor los gustos y preferencias del cliente y, de esta manera, mejorar su posicionamiento. En el otro lado, los consumidores buscan una experiencia rápida, fácil y gratificante a parte de la calidad en la comida. En este sentido, las nuevas tecnologías tienen un papel clave en todo el proceso de la experiencia del comensal: desde la reserva hasta el pago pasando por la experiencia gastronómica en si.

Reimagine Food, el primer centro de alimentación del futuro, presentó hace unos meses en colaboración con Makro el informe “Hacking the restaurant experience” donde presentaba las conclusiones de la mesa redonda en la que se trataron los cambios disruptivos que la digitalización está provocando en el sector de la restauración.

España es uno de los países más avanzados en la digitalización de este sector, según un estudio realizado por EHL Group, el 50% de los propietarios de restaurantes considera clave para su negocio el uso de tecnología, sobretodo en los siguientes procesos: comunicación, entrega a domicilio, soluciones de pago, contabilidad y gestión de stocks.

Pero las ventajas y beneficios de la tecnología van más allá de la mejora en la gestión del negocio o la promoción de la marca. La auténtica revolución se va a producir en la experiencia del cliente durante la comida. Diferentes soluciones tecnológicas se van implantado poco a poco en los establecimientos como cartas digitales interactivas o sistemas de pago por móvil.

"La inteligencia artificial, la robótica y el big data irrumpirán en los restaurantes permitiendo la personalización de los menús en base, por ejemplo, a las necesidades nutricionales de cada cliente o agilizando las esperas" , pronostica Marius Robles, CEO de Reimagine Food. En su opinión, en el futuro convivirán tres grandes tipos de restaurantes que cubrirán diferentes necesidades de consumo:

  • Restaurantes inteligentes (o de conocimiento), donde exploraremos emociones desde una perspectiva multidimensional y con un alto componente tecnológico.
  • Restaurantes de rendimiento, muy funcionales y con tendencia a la personalización y el enfoque clave en aspectos healthy y wellness.
  • Restaurantes de placer, donde el objetivo clave serà disfrutar.

Sea como sea el restaurante que viene será más digital e innovador. La calidad en la propuesta gastronómica, el diseño del establecimiento y la atención al cliente no serán suficientes para una completa experiencia. "El nuevo perfil de consumidor quiere vivir experiencias gastronómicas totalmente personalizadas, únicas y de vanguardia en las que se estimulen todos los sentidos", afirma Marius Robles.

En el siguiente post descubriremos los cambios más destacados de esta digitalización en la experiencia gastronómica.

Digitalización en restauración