Descubre el mood food o cocina de la felicidad

Somos lo que comemos, eso nos han dicho siempre, y al parecer el tiempo está dando la razón a aquellos que lo afirmaban. Muchos psicólogos llevan ya varios años estudiando como la nutrición puede llegar a afectar a nuestra mente de distintas maneras: nuestra capacidad de concentración, nuestra memoria, nuestro bienestar emocional o nuestro estado de ánimo.

Los hábitos saludables son muy importantes para mantener el equilibrio emocional, y hay ciertos alimentos que ayudan mucho. Por el contrario, una mala alimentación puede producir síntomas o sensaciones como irritabilidad, nerviosismo, cansancio o falta de atención, además de otros problemas para nuestra salud como el colesterol o la obesidad.

El mood food o ‘cocina de la felicidad’ es un movimiento gastronómico que busca el bienestar emocional a través de la comida. Nacido en Japón, propone incluir en la dieta aquellos alimentos que aportan bienestar y felicidad al cuerpo gracias a sus nutrientes, que influyen directamente en nuestro estado de ánimo. La comida puede afectar a nuestro cerebro de distintas formas. Nuestra capacidad de concentración, nuestra memoria o nuestro estado de ánimo pueden verse influidos por la dieta que llevemos. ¿Pero por qué ocurre esto?

Principalmente se debe a varias de las sustancias que se encuentran en ciertos alimentos, como el triptófano, que al consumirlo provoca que el cerebro produzca serotonina, otra sustancia que reduce la irritabilidad, y la tolerancia al dolor. Envía mensajes dentro del cerebro y a través del sistema nervioso para regular el humor o el apetito. La carencia de esta sustancia por otro lado puede dar a cuadros de ansiedad o depresión. El triptófano puede encontrarse en alimentos como la leche, la soja, los huevos, o el pescado. El chocolate también siempre ha sido uno de los alimentos más mitificados en este aspecto, y con razón. Es capaz de estimular nuestro organismo para así producir dopamina, serotonina y endorfinas, que sumadas al azúcar producen un ‘subidón’ de ánimo y energía; de ahí que su consumo esté muy relacionado con los momentos de fatiga y tristeza.

Otras sustancias que pueden producir efectos positivos sobre nuestras emociones pueden ser las endorfinas, la dopamina, o la noradrenalina. Alimentos como el ajo, la piña o cualquier comida picante provocarán que el cuerpo libere estas sustancias y provocarán placer y desinhibición. También el marisco, la lechuga, los champiñones, la miel o las guindillas pueden estimular nuestras energías positivas, así como el vino, aunque este último siempre con moderación.

Por el contrario, deben descartarse de nuestras dietas los alimentos ricos en grasas trans como la bollería industrial, y reducir el consumo de proteínas animales. Descartar también los alimentos precocinados será un paso de gigante en este aspecto. Evitando estos alimentos ganaremos en salud y en calidad de vida, además de estar en mejor forma. ¡Feliz provecho y buena salud!

 

Mood food o cocina de la felicidad